Península Animal

MILAGROIS CANINOS SANTUARIO | Península Animal

 

¡Recuérdame!

¡Regístrate!

Regresar a La columna

MILAGROS CANINOS

MILAGROS CANINOS

A continuación les recomiendo visiten la siguiente pagina, el la cual se enfocan al cariño y cuidado de los animales, es muy completa en mi opinión, y trata temas de interés de cómo ayudan y en lo que se enfocan. Me la recomendaron y yo se las recomiendo la visiten. Estos son algunos puntos de los que hablan en la página que a continuación esquematizo. Espero sea de su agrado. Les sugiero visiten la pagina en ella encontraran mas temas y formas de apoyo para el lugar. Los temas son variados y muy interesantes secciones. 

MILAGROS CANINOS

Santuario:

Milagros Caninos está ubicado al sur de la Ciudad de México, en medio de un bosque, en donde los perros están libres y sin ningún tipo de encierro.

En Milagros Caninos no existen jaulas, ya que aquí no es cárcel. Bastante padecieron en las calles o en sus propias casas. Solamente están separados por áreas en donde cada uno puede disfrutar de lo que nunca había disfrutado, la libertad, sabiendo que nunca volverá a padecer hambre ni frío y estará lleno de amor.

Clínica:

La clínica que se encarga de dar los servicios veterinarios a Milagros Caninos es Puppy’s Doc. Su titular es el Dr. Jesús Lugo Marín y es él quien determina si los perros son candidatos o no para llegar a vivir a Milagros Caninos. Ahí se les recibe, se les toman radiografías, se les hacen cirugías o dan quimioterapias, tratamientos específicos para el tipo de problema y después, cuando son dados de alta por el Dr. Lugo, vienen a Milagros Caninos a empezar una nueva vida.

La Clínica se ubica por el Estadio Azteca y el teléfono es 54-24-01-34

Visitas guiadas:

En Milagros Caninos existen las Visitas Guiadas para personas que quieren conocer tanto el Santuario como a nuestros perritos. Se celebran 1 vez al mes, son en domingo y la fecha se elegirá de acuerdo al No. de personas que quieran venir. (Las fechas serán publicadas en nuestra sección de noticias)

Todas las visitas son en domingo por la mañana. La cita siempre es afuera del deportivo Xochimilco, a las 10:30 de la mañana, exactamente enfrente de la delegación Xochimilco y del ISSSTE.

De ahí nos iremos siguiendo más ó menos 15 a 20 minutos hasta llegar a Milagros Caninos.

Las personas que no llevan coche, por lo general se acomodan en los coches de otras personas.

La visita consiste en un recorrido por todas las áreas, incluyendo el cementerio, juegan y disfrutan la convivencia con los perros. En verdad, se los digo, Milagros Caninos no es un lugar triste, al contrario. Normalmente las personas les traen regalos, como croquetas, suéteres, camitas, premios, etc.

Está permitido darles premios a los perros pero solo los de algunas áreas. Los perros sin dientes solo pueden comer premios blanditos. Para enterarse la las fechas de las visitas, éstas se anunciarán en ésta página Web, en la sección: “Visitas Guiadas”

Al final de la visita, pasamos a un salón en donde convivimos, y compartimos refrescos, papitas, etc. en agradecimiento por haber visitado a mis perritos.

Historia:

En abril de 2004 murió mi perro salchicha, Clavo. Yo siempre supe cuál era el sentido de su vida: jugar con mis hijos, hacernos compañía, darnos alegría. Pero no entendía cuál era el sentido de su muerte. Así empecé a rescatar a un perro y a otro y a otro, y mis ojos siempre se dirigían hacia donde había algún perrito sufriendo. Mi debilidad por los perritos viejos, enfermos o que han sido cruelmente maltratados hicieron que mi sueño de crear un hogar para perritos con capacidades diferentes se hiciera realidad. En mi sí cabía la posibilidad de ayudar a perritos en desgracia.

Cuando Clavo murió fue algo muy difícil, aún lo extraño, pero ahora sé perfectamente cual es el sentido de su muerte: se llama Milagros Caninos. Y estoy segura que desde donde él se encuentre, hace que mis ojos vean más allá de lo que los ojos de muchos ven. Hace que mis oídos escuchen gemidos de dolor que tal vez para la mayoría son imperceptibles. Hace que mis manos puedan tocar la desgracia de otros. Y también, estoy segura, hace que otras personas se vuelvan más sensibles y que vean a los perros como amigos, no como la forma de desquitar sus frustraciones, golpeándolos, quemándolos o dejándolos morir de hambre.

El nombre de Milagros Caninos es porque Clavito, desde el cielo, hace que yo pueda ayudar, solamente eso, ayudar. Una palabra que para muchos no existe. Por eso, Clavito, en donde te encuentres, y ante quien sea, aún ante quien critica lo que hago, te daré eternamente las gracias por la labor que, aún después de tu muerte, logras hacer. Mil gracias de mi parte y, estoy segura, gracias de parte de todos los habitantes de Milagros Caninos. Te quiero mucho Clavo. Patricia Ruiz.

Niños de la calle:

Cuando ellos llegaron les dije que necesitábamos personas sensibles y especiales para que nos ayudaran con los perritos. Cada uno tendría que escoger a un perro y bañarlo, cepillarlo y arreglarlo como ellos quisieran. Al final veríamos cuál había quedado mejor. El resultado de ese día fue algo muy gratificante: todos los perritos estaban hermosos, pero lo más importante era que los niños estaban felices y orgullosos de su trabajo. Así empezaron, con lo que ellos creyeron que era solo un trabajo especial o una distracción. Pero no sabían que la finalidad era otra: hacerlos sentir que son personas igual de importantes que todos. Y en verdad que lo son. Ahora, cuando llegan a Milagros Caninos, los perros corren a recibirlos y les mueven la cola contentos de verlos. Los niños los abrazan y ambos se dejan querer.

Es una satisfacción muy grande porque los niños, esos niños que un día llegaron temerosos, tal vez con un historial delictivo, tal vez con un pasado de horror, aquí son recibidos como se merecen, con toda la alegría que se puede y con mucho cariño. Aquí, entre todos, perros, niños y personas que laboramos en Milagros Caninos, compartimos al menos unas papitas y un refresco, pero hay algo que ellos no saben que comparten con nosotros: su inocencia de ser niños. Niños de la calle, pero niños.

Sé que en México falta mucho por hacer por todos éstos niños, pero si cada quien pusiera un granito de arena, el problema sería mucho menor. Los niños de la calle, al igual que los perros de la calle, son constantemente maltratados. Quién ha dado el derecho de maltratarlos, a quien lo hace, si todos somos iguales? Y quien no lo piense así, qué tristeza.

Terapia con personas con capacidades diferentes:

Todos nuestros perritos, son especiales (sin patas, con cáncer, quemados, torturados, etc.) por eso pensé que no hay nadie mejor para cuidarlos y jugar con ellos que personas especiales.

Tenemos chicos con síndrome de down ó con parálisis cerebral que dan terapia de caricias y terapia de juegos a los perros. El compartir tiempo con ellos, lanzarles la pelota, cepillarlos, bañarlos, alimentarlos o simplemente acariciarlos, hacen que ésta terapia sea recíproca. Es cuando me pregunto… Quién dá terapia a quién? El avance que tiene los perritos es muy grande, pero el que tienen nuestros chicos especiales es verdaderamente significativo. Rosita, con parálisis cerebral, ya puede hablar algo y distingue, entre los perros, cuál es su favorito. Le encanta acariciar a Matatena y puede pasarse horas haciéndolo. Y a Matatena le encanta que la acaricien. Es una perrita de 3 patitas, que fue torturada, y ahora recibe y dá mucho amor. El hecho de que Rosita logre distinguir entre tantos perritos a Matatena, es un gran logro. Y también el hecho de que Matatena busque a Rosita para su terapia de caricias es otro gran logro.

Las personas con síndrome de down son tan especiales que pueden dar lo que muchos tal vez no entienden. El vínculo que hay entre ellos y los perritos es real. Yoshi es nuestro gerente de juegos y los perros, en cuanto lo ven, saben que vienen momentos de intensa diversión. Además se dejan bañar, cepillar y poner sus suéteres con gran facilidad. Será que los perros saben que es una persona especial? O será que Yoshi, con su síndrome de down, conoce una manera distinta de entregar su amor a los perritos? También colaboran con nosotros personas de la 3ª edad. El trabajar con nosotros los hace sentirse útiles a la sociedad además de que reciben muchos lengüetazos de cariño.

De la manera que sea, tener personas especiales y perritos especiales, hace que yo sienta que Milagros Caninos es especial.

 

Nota: Si tienes algún familiar o amigo con capacidades diferentes y nos quieres visitar, por favor envía un correo a amigosespeciales@milagroscaninos.org

Tercera edad:

En Milagros Caninos algunos perritos son terapeutas. Después de haber sufrido lo impensable, son tan agradecidos que sirven para dar terapia a personas de la 3ª edad. Uno de los problemas más graves que sufren las personas de edad avanzada, es la soledad. Por medio de la terapia con nuestros perritos de Milagros Caninos, nos proponemos dar la compañía y el cariño que ellos son capaces de dar y así disminuir los sentimientos de soledad y tristeza. La compañía de un perro a una persona que se siente sola, significa mucho. En el asilo de ancianos al cual acudimos, hay varios ancianitos que esperan con ansia el día que los visitamos. Algunos recuerdan a sus propias mascotas, otros simplemente recuerdan que alguna vez fueron queridos y visitados. El hecho de acariciar un perro hace que los músculos de las manos y brazos tengan actividad. El calor que ellos transmiten les hace sentirse relajados y la sola presencia de los perros hace que los ancianitos se vuelvan más sociables, activos y receptivos. Nuestras visitas les ofrecen entretenimiento y hacen que durante la semana tengan un motivo de conversación entre ellos y en algunos casos parece que han vuelto a la vida. 

La terapia consiste simplemente en compañía, caricias, platicar con ellos acerca de sus mascotas, sus recuerdos, identificar y distinguir entre perros de pelo largo o corto y una terapia muy importante: sonreír. Ellos, esos ancianitos que dieron tanto en su vida y que por alguna razón ahora están en un asilo, siguen dando mucho amor y todos los perritos lo reciben contentos. Yo, como fundadora de Milagros Caninos, siento un gran orgullo al saber que, aunque fueron perritos terriblemente maltratados, son capaces de no guardar rencor a los seres humanos y al contrario, ofrecer todos los sentimientos buenos que son capaces de dar. Mi más profundo agradecimiento a todos ellos. Lo que nos enseñan día con día es mucho. Son, simplemente, mis maestros.

Milagros Caninos:

Es el primer Santuario para perros, todos en situaciones extremas: cáncer, sin patas, ciegos, sordos, totalmente quemados, terriblemente torturados, paralíticos, violados, drogados, etc. Y les damos la oportunidad de que lleven una vida digna, con comida, techo, espacios para correr y jugar, y sobre todo, les damos amor, algo que tal vez nunca han tenido. Lo que nosotros recibimos a cambio, en el mejor de los casos, es un lengüetazo o una cola que se mueve llena de felicidad, y en otros casos, una mirada de eterno agradecimiento. En Milagros Caninos solo algunos perros están en adopción, es decir, ninguno con cáncer, de la tercera edad o alguno que tenga una enfermedad muy costosa o de difícil tratamiento. Solo podrán irse los que están totalmente rehabilitados, haciendo un estudio de los adoptantes. Nos cercioraremos de que ningún perro volverá a sufrir jamás. No los vamos a exponer a nada.

Algo muy importante: en Milagros Caninos no existe ni una sola jaula. Ningún perro está amarrado o encerrado. Todos viven libremente. Hache no es cárcel. Ya bastante padecieron en las calle o en sus propias casas con sus “dueños”.

Los tenemos separados por áreas:

*Área de perros sin patas o músculos atrofiados

*Área de perros ciegos y sordos

*Área de perros de la tercera edad

*Área de perros con cáncer,

*Área de perros torturados,

*Área de perros con cuidados especiales

*Área de perros que no se adaptan a ninguna área

Y después de algún tiempo viviendo con nosotros, Área de perros a dieta.

Una característica especial en Milagros Caninos es que las personas que ayudan con el cuidado de los perros, son personas especiales: síndrome de down, parálisis cerebral y personas de la tercera edad. Y cada uno, dentro de la medida de sus posibilidades y capacidades, nos enseña que pueden ser útiles a la sociedad y nos demuestran que la amistad entre un perro y un ser humano es real y que, definitivamente, crea vínculos.

Staff:

Una característica muy peculiar de Milagros Caninos es su gente, su staff esta conformada por profesionales en el área así como personas especiales. Milagros Caninos esta interesado en ayudar no sólo a los perros sino también a personas que se pueden beneficiar del cariño y amor de los animales, por ejemplo personas con capacidades diferentes que colaboran en la alimentación y caricias hacia nuestros perros.

Cómo ayudar:

*En especie

Desafortunadamente vivimos en un país en el que no existe la cultura de cuidar a los animales. Se cree que por el simple hecho de serlo, pueden ser sometidos a maltratos, golpes, encierros, e incluso a la muerte.

Miles de perros sufren terriblemente al nacer y crecer en la calle, sin comida, sin agua. Ellos buscan la manera de sobrevivir, pero esto no es suficiente porque siempre habrá una pierna que los patee o algún palo que les pegue, también algún coche que los atropelle e incluso habrá alguien que les prenda fuego.

En Milagros Caninos tú puedes ayudar a nuestros perritos por medio de donativos, ya sea en efectivo ó en especie. Si es en especie pueden ser croquetas, latas de alimento para perro, camitas, suéteres, platos, artículos de limpieza, casitas, etc. Lo que tú consideres que necesita un perro, eso está bien. Escríbenos a: contacto@milagroscaninos.org

Apadrina un perro a distancia:

Tú puedes apadrinar un perrito de Milagros Caninos. Lo que tienes que hacer es escogerlo en “galería de fotos” o venir a escogerlo personalmente. Cuando lo hayas decidido, nos mandas un email para informarnos. Tienes que hacer un donativo mensual de la cantidad que tú puedas (y me avisas para llevar un control) y yo, mes con mes, te mandaré su foto y su reporte. Si se enferma, te aviso, si fallece, te aviso, si se porta mal, igual lo acuso contigo. Además podrás venir a visitarlo, solo tienes que ponerte de acuerdo conmigo para la visita. Es padre, no? Así podrás tener un perrito y te lo cuidamos en Milagros Caninos.

Solo algunos perritos están en adopción física. Jamás daré en adopción a ningún perrito con cáncer, de la tercera edad o que padezca alguna enfermedad muy difícil de llevar o muy costosa. Si estás interesado en adoptar físicamente a algún perrito, es decir, llevarlo a vivir a tu casa, sería cuestión de evaluar la condición del perrito y la familia con la que vivirá. Nunca permitiré que ninguno de los perros de Milagros Caninos vuelva a sufrir.

Cuenta con una extensa Galería, en la que puedes encontrar imágenes como:

  •  Antes y después 
  •  Homenaje a un perro
  •  Perro del mes   Se han ido al cielo

 FUENTE

 http://www.milagroscaninos.org/visitas.html

© 2014 Península Animal Diseño hecho en México por Th!nk Comunicación S.C.P